Deja tus ollas como recién salidas de la tienda con este sencillo truco

Algo a lo que todas parece tenemos que resignarnos es que con el uso y el paso del tiempo todas nuestras ollas empiecen a echarse a perder.

Y es que el uso constante de las ollas terminara por dañarlas tarde temprano, llegara un punto que por mas que las restreguemos al lavarlas no volverán a tener la limpieza y brillo de antes.

Pero no tienes por que recignarte y menos si tenemos para ti una sencilla solucion a este problema:

MATERIALES:
Vinagre blanco
Sal
SEGUIMIENTO:
Cubre la olla o el sartén con sal, por toda la parte que quieras limpiar.
Rocia el vinagre blanco encima de la sal con cuidado de no quitarla, para que surta el efecto deseado.
Podrías agregar un poco de sal encima del vinagre, no hay ningún problema con esto.

Deja reposar de 10 a 15 segundos y luego con una esponja friega suavemente sobre las manchas, en el caso de ser necesario agrega más sal y vinagre.
Cuando este completamente limpio solo deberás lavar muy bien como de costumbre y obtendrás grandes resultados.

Lo mejor de todo esto es que no vas a ocupar productos químicos, y tampoco vas a tener que dañar tus manos restregando incansablemente para sacar las manchas imposibles.

Compartir
NO TE MARCHES SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”